Hoy, de tu hermosa mejilla

se inspira mi lengua, prisionera

de esta casa de cimientos vanos

y al olor de tus bravíos pechos

se estremece mi cuerpo a sobresaltos.

¡Qué no me falten nunca

la leche de tus ojos!

ni el postrero alarido de tus sienes

¡Qué no me falten nunca

la paz de tu reposo!

ni el ingenuo latido de tu rostro

¡Qué no me falte nunca

tu verde vientre airado y silencioso!

Que se acercan los días de la sementera

y tu nevada tierra

se me viene abriendo a golpes

de arado y guitarra semillera.

Que ha de ajarse, a espasmos,

tu carne de junco y albufera

y mi corazón sentir la fuerza

de otro nuevo día

que, a latir, empieza.

Etiquetas: José Rico, poesía, tiempo de siembra

Visitas: 15

Respuestas a esta discusión

Un placer leerte José, abrazos.

RSS

ganadores blog literario

(2013) Percepciones de la ignoranciade Rodrigo Valla

(2012) Ojo travieso de Lilian Elphick

NUESTRA REVISTA LITERARIA

RSS

La fábrica de presente o la tradición disruptiva

En diciembre del 2006 Josefina Ludmer define como literaturas posautónomas a una serie de obras que en su conjunto, por sus particularidades formales, ofrecen una ardua tipificación de género. En su ensayo las explica como aquellas que atraviesan las fronteras literarias para instalar las diversas formas de producción y circulación de lo real. Ese espacio …

Continuar leyendo »

El Sonajero

Muchos años más tarde, en la comisaría del Gobierno Civil, Luis había de recordar esta escena: Un sonajero en primer plano, golpeado por los bruscos manotazos de un niño, su hermano pequeño. Su cara excitada, leves resoplidos, las piernecitas pateando el aire. Un lazo, un lazo azul con motitas blancas, un lazo enorme que una …

Continuar leyendo »

Visita mi Blog dentro de los Blogs de Arte en Coobis.